June 20, 2008 / 5:41 AM / 11 years ago

UE busca persuadir a checos para que apoyen tratado

Por David Brunnstrom

El primer ministro de República Checa, Mirek Topolanek, llega al segundo día de la cumbre de la UE, en Bruselas, 20 jun 2008. Líderes de la Unión Europea intentarán el viernes persuadir a República Checa para que apoye un llamado a ratificación del tratado de reforma del bloque por los restantes estados miembros, después de que acordaron dar tiempo a Irlanda para que analice su voto 'no'. El rechazo al tratado por parte de los votantes irlandeses hace ocho días sembró confusión en la Unión Europea y planteó preguntas sobre la futura expansión del bloque. Photo by Sebastien Pirlet/Reuters

BRUSELAS (Reuters) - Líderes de la Unión Europea intentarán el viernes persuadir a República Checa para que apoye un llamado a ratificación del tratado de reforma del bloque por los restantes estados miembros, después de que acordaron dar tiempo a Irlanda para que analice su voto “no.”

El rechazo al tratado por parte de los votantes irlandeses hace ocho días sembró confusión en la Unión Europea y planteó preguntas sobre la futura expansión del bloque.

Los retrasos en República Checa y Polonia han lanzado más dudas sobre el destino del tratado y, en una mala señal, diplomáticos dijeron que los checos se resistían a cualquier referencia a continuar con su ratificación en el comunicado final que emitirá la cumbre el viernes.

“Hay dificultades particulares con nuestros amigos checos. Espero que podamos disiparlas antes de mañana en la mañana,” dijo el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en una conferencia de prensa después del primer día de la cumbre en Bruselas.

“Estamos conversando (con el primer ministro checo, Mirek Topolanek,) sobre la elaboración del comunicado final. Cada lado está bien al tanto de que la idea es limitar el problema a Irlanda y que todos los otros países continúen con el proceso de ratificación,” agregó.

Luego de que Gran Bretaña levantara los ánimos de la Unión Europea ratificando el tratado en el Parlamento, la mayoría de los otros ocho países que todavía deben respaldarlo prometieron seguir adelante.

El Senado checo ha demorado la ratificación para esperar una decisión del tribunal constitucional y Topolanek dijo a periodistas: “Si la votación fuera hoy, no apostaría 100 coronas al resultado.”

El tratado daría a los líderes de la UE una presidencia de largo plazo, un jefe de política exterior más fuerte con un servicio diplomático real, un sistema de toma de decisiones más democrático y más dicho para los parlamentos nacionales y los europeos.

SIN PRONTA SOLUCION

El ministro de Relaciones Exteriores irlandés, Micheal Martin, buscó bajar las expectativas de una pronta solución para revertir el voto de su país.

“Ese Consejo en octubre es una oportunidad para hacer un reporte de avances, pero no podríamos anticipar que habrá soluciones sobre la mesa en octubre,” dijo Martin a periodistas.

El primer ministro irlandés, Brian Cowen, dijo anteriormente, luego de sostener conversaciones con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso: “Es demasiado pronto para que nadie exponga propuestas.”

Sarkozy, quien asume la presidencia rotativa del bloque desde el 1 de julio, dijo que visitaría Irlanda el próximo mes para intentar lograr una forma de seguir adelante en la próxima cumbre de la UE en octubre.

“La idea sería (...) que nuestros amigos irlandeses informen al Consejo Europeo en octubre sobre la evolución de la situación para establecer una estratega definitiva,” dijo Sarkozy.

También insistió en que sin el tratado de Lisboa, que busca modernizar las instituciones del bloque, no podrá haber más expansiones del la Unión Europea, una visión a la que se opuso el primer ministro esloveno, Janez Jansa, quien presidió la cumbre.

Las propuestas para resolver la crisis han incluido ofrecer garantías a los irlandeses de que el Tratado de Lisboa no socavará su preciada neutralidad, ni los privará de un comisionado en Bruselas, no facilitará los abortos ni aumentará los impuestos, y luego se les pediría que vuelvan a votar, como ocurrió antes con un tratado previo de la UE.

Decididos a mostrar a los votantes que la UE no está paralizada y que atiende las principales preocupaciones de sus ciudadanos, los líderes debatieron formas de aliviar el impacto de la inflación de los precios del petróleo y los alimentos, aunque no se tomaron decisión de política de inmediato.

Editado en español por Ricardo Figueroa

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below