December 29, 2007 / 3:36 PM / 12 years ago

Liberación rehenes en Colombia abre esperanza otros secuestrados

VILLAVICENCIO, Colombia (Reuters) - Alan Felipe dice estar contento con la próxima liberación de tres rehenes en Colombia, pero sus palabras contrastan con su rostro de tristeza por el prolongado cautiverio de su padre, secuestrado en el 2001 y de quien no sabe nada desde hace más de 5 años.

El niño, de 14 años, es hijo de Alan Jara, ex gobernador del departamento del Meta, secuestrado por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuando se desplazaba en un vehículo de Naciones Unidas.

“La verdad, uno se siente un poco triste, pero igualmente feliz porque es gente que las familias de ellos han estado también con uno,” dijo a Reuters Alan Felipe, parado junto a un cartel con la foto de su padre en el que se lee “No al rescate a sangre y fuego.”

El sentimiento de la familia Jara contrasta con el de los familiares de las políticas Consuelo González, Clara Rojas y su hijo Emmanuel, quien nació en cautiverio, cuya liberación se espera para las próximas horas en algún lugar de las selvas de Colombia.

“De mi papá no recibimos pruebas de supervivencia hace cinco años y medio, ya es un tiempo muy largo, ya es hora de que envíen pruebas,” aseguró el niño quien recordó que su padre hacia muchas bromas.

Las FARC son el principal grupo guerrillero activo del continente, cuentan con unos 17.000 combatientes y se financian, según el Gobierno, del narcotráfico y del secuestro.

Pero algunos ven la liberación de los tres rehenes como un primer paso para lograr la libertad de los otros secuestrados, entre los que se encuentran la ex candidata presidencia Ingrid Betancourt, tres estadounidenses, además de varios efectivos del Ejército y de la Policía, algunos de los que completaron 10 años cautivos en medio de la selva.

“Tenemos mucha esperanza, creemos que ya se dio un paso para que verdaderamente se siente a negociar el Gobierno con las FARC y les den la liberación a estas personas que llevan mucha vida en cautiverio,” dijo Sonia Luz Hernández, funcionaria de la oficina promotora de paz.

Pero mientras llega el momento de la liberación de su padre, Alan Felipe continúa enviándole mensajes de aliento para que mantenga la calma y la esperanza de libertad.

“Que se cuide mucho, mucha fortaleza mental, mucha fortaleza física, que nunca deje de creer en Dios que el es el único que no los deja enfermar, que los cuida y que los va a sacar de allá,” aseguró.

Por Nelson Bocanegra, Editado por Marion Giraldo

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below