November 3, 2008 / 6:23 PM / 11 years ago

Cooperantes hallan vacíos campos de refugiados en este de Congo

RUTSHURU, Congo (Reuters) - Cooperantes en el este de Congo intentaban localizar y ayudar a miles de personas desplazadas por los combates tras encontrar vacíos el lunes los campos de refugiados en zona rebelde.

Personas observan a un camión lleno de solados del Congo fuera de Goma 2 nov 2008. Cooperantes en el este de Congo intentaban localizar y ayudar a miles de personas desplazadas por los combates tras encontrar vacíos el lunes los campos de refugiados en zona rebelde. Los trabajadores humanitarios viajaron en un convoy de Naciones Unidas, escoltados por cascos azules de la ONU, a la población de Rutshuru, capturada por los rebeldes tutsis la semana pasada en la provincia Kivu Norte, en el este de la República Democrática de Congo. REUTERS/Les Neuhaus (REPUBLICA DEMOCRATICA DEL CONGO)

Los trabajadores humanitarios viajaron en un convoy de Naciones Unidas, escoltados por cascos azules de la ONU, a la población de Rutshuru, capturada por los rebeldes tutsis la semana pasada en la provincia Kivu Norte, en el este de la República Democrática de Congo.

La agencia de la ONU para los refugiados ACNUR gestionaba los campos en la zona de Rushuru, donde vivían al menos 50.000 personas, que fueron encontrados derruidos y desiertos cuando llegó el convoy de ayuda.

“Todos los campos estaban vacíos. Todos se han marchado. Todos los albergues fueron destruidos (...) no queda nada”, dijo a Reuters Francis Nakwafio Kasai, agente de campo de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios

(OCHA).

La ofensiva rebelde la semana pasada por parte de combatientes leales al renegado general tutsi Laurent Nkunda acabó con la declaración de un alto el fuego después de que los insurgentes alcanzaran las afueras de Goma, la capital de la provincia de Kivu Norte.

Tanto Goma, aún en manos del Gobierno, como Rutshuru, en manos de los rebeldes, permanecían el lunes en calma.

Pero las agencias de ayuda han calificado la situación humanitaria desencadenada por las recientes luchas como “catastrófica” y dicen que decenas de miles de civiles están vagando sin protección, en busca de cobijo, comida, agua y atención médica.

Kasai, que habló cerca del campo de Kasasa próximo a Ruthsuru, a 70 kilómetros al norte de Goma, dijo que los cooperantes estaban tratando de determinar si los ocupantes de los campos habían sido obligados a marcharse o huyeron. Algunos pueden haber buscado zonas más tranquilas, o regresado a casa.

“Ha quedado poco para determinar qué hizo que la gente se marchara. Los materiales de construcción han desaparecido, no hay pertenencias en el suelo”, dijo a Reuters Sean Rafter, agente de logística de la agencia británica benéfica de medicina Merlin.

“La preocupación en este momento es que la población se ha marchado y no sabemos dónde están (...) La gente ya no puede recibir atención médica, agua o comida. Hasta que sepamos su paradero, estamos muy preocupados por su bienestar”, añadió.

Los civiles buscaban seguridad tras huir de los ataques de los combatientes de Nkunda y los asesinatos, saqueos y violaciones que la ONU dice que se han cometido con la retirada de los soldados del Ejército congoleño.

CUMBRE

Las agencias de la ONU y organizaciones no gubernamentales coordinaron el envío humanitario, mientras gobiernos de Africa y Occidente intentaban organizar una cumbre regional para esta semana para que los presidentes de Congo y Ruanda dialoguen sobre el conflicto en su frontera común.

Luego de un fin de semana que los llevó a Congo, Ruanda y Tanzania, los cancilleres de Francia y Gran Bretaña hicieron un llamado por más ayuda internacional para la provincia Kivu Norte.

La Unión Africana, la Unión Europa y Estados Unidos recomendaron que el presidente congoleño Joseph Kabila y el mandatario ruandés Paul Kagame se reúnan para hablar sobre el conflicto, posiblemente en una cumbre de esta semana en Nairobi.

Se estima que un millón de personas fueron obligadas a marcharse de Kivu Norte en dos años de una violencia que ha persistido pese al fin de la guerra (1998-2003) en la extensa ex colonia belga, que es rica en cobre, cobalto, oro y diamantes.

Nkunda, quien afirma que su lucha de cuatro años es para defender a los congoleños tutsis, ofreció dialogar con el Gobierno. El general renegado acusa al Ejército de Kabila de apoyar a los rebeldes ruandeses hutu en el este de Congo que protagonizaron el genocidio de Ruanda en 1994.

Congo ha acusado a Ruanda, gobernada por tutsis, de apoyar a Nkunda, una acusación negada por Kigali.

Por Hez Holland, reporte adicional de Joe Bavier en Kinshasa, Crispian Balmer en París; escrito por Pascal Fletcher; Editado por corresponsalía de Madrid y Patricia Avila

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below