December 21, 2008 / 3:41 PM / 10 years ago

Junta de Mauritania libera a derrocado presidente

Por Hachem Sidi Salem y Vincent Fertey

NUAKCHOT (Reuters) - La junta militar de Mauritania liberó el domingo de un arresto domiciliario al derrocado presidente Sidi Mohamed Ould Cheij Abdallahi, quien prometió luchar por regresar al cargo que perdió en un golpe de Estado.

Los líderes del golpe de Estado del 6 de agosto que derrocó a Abdallahi - el primer presidente de la nación del oeste de Africa elegido democráticamente - dijeron este mes que lo liberarían como parte de las negociaciones para acabar con las sanciones de la Unión Europea.

La ex potencia colonial Francia, que ostenta la presidencia rotativa de la Unión Europea, dio la bienvenida a la liberación pero reiteró su petición a que se le devolviera el cargo al derrocado presidente.

“La solución a la actual crisis es regresar al orden constitucional”, dijo en un comunicado.

Sin embargo, la junta se niega a devolverle el cargo, que obtuvo al ganar unas elecciones el año pasado.

Abdallahi levaba recluído desde mediados de noviembre en su localidad natal de Lemden, a unos 200 kilómetros de la capital Nouakchott.

El domingo temprano fue llevado de Lemden a su casa familiar en Nuakchott, que permanecía vigilada por soldados, y se le informó que se le había levantado el arresto domiciliario, según simpatizantes y testigos.

En una entrevista publicada el domingo por el periódico francés Le Monde, Abdallahi dijo que se consideraba a sí mismo “el legítimo, democráticamente elegido presidente”.

“Llevaré mi libertad a los límites que los líderes del golpe le pusieron. Estoy firmemente resuelto a luchar para que este golpe de estado fracase”, dijo en una entrevista, que fue realizada poco antes de que fuera liberado del arresto domiciliario.

SANCIONES

Pero mientras sus partidarios celebraran, su hija Amal Mint Cheikh Abdallahi dijo que su liberación “no era libertad real”. “Dudo que le permitan abandonar el país, por ejemplo, si es invitado a una cumbre de jefes de Estado”, señaló a Reuters.

No hubo una declaración pública inmediata de la junta militar del Alto Consejo del Estado encabezada por el general Mohamed Ould Abdel Aziz, que dirigió el golpe de estado en el país.

La Unión Europea y Estados Unidos, que consideran a Mauritania como un aliado en su guerra contra el terrorismo y los grupos fundamentalistas en el Sahara, han condenado enérgicamente el golpe de estado y están presionando para que Abdallahi regrese al poder.

El 21 de noviembre la UE amenazó con sanciones contra Abdel Aziz y miembros de su gobierno militar si no reanudaban el mandato constitucional.

La UE ha señalado que quiere evitar sanciones que pudieran dañar a los tres millones de mauritanos, y sigue pagando a Nuakchott unos 100 millones de dólares al año por derechos de pesca, apuntalando el presupuesto estatal.

El viernes, Estados Unidos dijo que recortará los beneficios comerciales de Mauritania a partir del 1 de enero.

(Reporte adicional por James Regan en París; Escrito por Pascal Fletcher y Dan Magnowski; Traducido por Servicio Online de Madrid, editado en español por Marion Giraldo)

(Mesa de edición en español +562 4374447)

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below