March 1, 2009 / 3:20 PM / 11 years ago

Israel desarrolla sistemas híbridos de energía

Por Ari Rabinovitch

KIBBUTZ SAMAR, Israel (Reuters) - La compañía energética israelí AORA quiere demostrar que no tiene que estar despejado para que una planta de energía solar genere electricidad.

Al igual que desacostumbrar a un auto de su dependencia total del combustible, la respuesta, según afirma, es pasar a sistema híbrido.

Su idea es combinar el combustible tradicional como la biomasa o el diésel con energía solar baja en carbono durante la luz del día, para generar electricidad de forma ininterrumpida.

Este enfoque es una novedosa respuesta para manejar la variabilidad de la energía solar, un gran desafío que de otro modo requiere de costosas baterías u otras formas de almacenamiento para proporcionar electricidad las 24 horas del día.

AORA está construyendo su primera estación de energía solar híbrida en un terreno de 2.000 metros cuadrados en el desierto del Negev en Israel, donde las compañías compiten por crear tecnologías más eficientes y capitalizar el multimillonario mercado de la energía ecológica.

La planta de Negev, presentada al público en el marco de una conferencia energética en el centro turístico del Mar Rojo en Eilat, Israel, por ahora utiliza combustible diésel.

Estará en funcionamiento el mes próximo, produciendo 100 kilovatios, suficiente energía para alimentar unas 40 casas, dijo Pinchas Doron, director tecnológico de AORA.

El módulo luce como una versión más pequeña de las “torres de energía” solar que están siendo desarrolladas en Estados Unidos y Europa, con 30 grandes espejos que reflejan la luz del sol sobre un generador que se encuentra encima de una torre de 30 metros de alto.

Lo que es único en el diseño de AORA es la turbina de gas que puede soportar altísimas temperaturas y luego funcionar en base a combustible externo cuando la luz del sol no puede producir el calor necesario, dijo Doron.

“Puede cambiar con fluidez entre el uso del sol como combustible y una fuente de combustible convencional o renovable”, señaló.

Eso es importante para las ubicaciones que están lejos de la red de suministro, donde no hay fuente de energía alternativa. Incluso donde sí hay una red, la falta de predictibilidad de energía solar resulta un problema, creándoles una dificultad a los operadores de la red.

“PASOS LOGICOS”

Los expertos en energía limpia les dan la bienvenida a los nuevos diseños, aunque algunos dicen que la tecnología tiene sus limitaciones.

“Este fue un paso lógico. En ciertos contextos, como en lugares remotos, este podría ser el camino a seguir”, dijo Ken Zweibel del Instituto de Análisis de Energía Solar en Washington DC.

“Es posible enviarla. No se puede usar la energía fotovoltaica sola”, declaró Zweibel, refiriéndose a los paneles solares tradicionales.

Israel Kroizer, presidente de BrightSource Energy Inc. con sede en California, indicó que la torre solar de la turbina a vapor de su compañía, que usa cientos de espejos, es más eficiente que el motor a gas híbrido de AORA para la producción de electricidad a gran escala.

BrightSource firmó hace un par de semanas contratos para suministrar 1.300 megavatios de energía solar térmica a Edison, en el sur de California.

Uno de los principales obstáculos fue crear un generador que pudiese soportar la concentración de la luz solar que alcanza casi los 1.000 grados centígrados, mucho más caliente que cualquier otro modelo de torre de energía, aseveró el gerente de operaciones de AORA, Yuval Susskind.

“La mayoría de los materiales se derriten a esa temperatura”, aseveró Susskind.

El aire en un receptor especial en la parte superior de la torre, capaz de soportar las altas temperaturas, es calentado por la concentración de la luz del sol e inyectado en una cámara de combustión, donde se expande y alimenta una turbina, generando electricidad.

Una ruta separada puede saltearse el receptor solar y usar un combustible secundario para alimentar la turbina cuando sea necesario, permitiéndole a la planta de energía solar producir electricidad de forma continua.

El proceso además crea un producto secundario de unos 170 kilovatios de calor, que puede ser usado para calentar agua para casas y fábricas, dijo Susskind.

“Debido a que cada una de estas unidades se encuentra sobre 2.000 metros cuadrados, puede proporcionar electricidad en las zonas más remotas”, aseveró.

“Se podría construir una afuera de una aldea en Africa o disponer de muchas en un desierto de California”, añadió.

Una planta de 100 Kilovatios que usa tradicionales paneles fotovoltaicos, que puede tener hasta un 15 por ciento de eficiencia, necesitaría el doble de superficie, dijo AORA, que su planta híbrida-solar que funciona a una rentabilidad solar del 28 por ciento.

Susskind destacó que no hay otra planta de tecnología híbrida que tenga la misma escala y eficiencia.

AORA explicó que el costo de su electricidad es competitivo con otras tecnologías solares: entre 3.500 y 5.000 dólares por kilovatio instalado, lo que significa que cada planta híbrida de 100 kilovatios podría costar hasta 500.000 dólares.

Los costos totales de producción dependen del precio del combustible externo.

Editado en español por Marion Giraldo

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below