March 4, 2009 / 9:55 PM / 10 years ago

Corte de La Haya ordena arresto de presidente Sudán

Por Reed Stevenson y Aaron Gray-Block

Un hombre sostiene una pancarta contra el presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, durante una manifestación en Nueva York, 4 mar 2009. La Corte Penal Internacional de La Haya emitió el miércoles una orden de arresto contra el presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, por crímenes de lesa humanidad y guerra en Darfur, en una decisión que podría causar más tensiones en la atribulada región. REUTERS/Mike Segar

LA HAYA (Reuters) - La Corte Penal Internacional de La Haya emitió el miércoles una orden de arresto contra el presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, por crímenes de lesa humanidad y guerra en Darfur, en una decisión que podría causar más tensiones en la atribulada región.

Es la primera orden contra un jefe de Estado en funciones emitida por el tribunal de La Haya. No incluyó cargos por genocidio en relación a un conflicto que, según funcionarios de Naciones Unidas, causó la muerte a hasta 300.000 personas desde el 2003.

La Corte, creada en el 2002, acusó a Bashir, de 65 años, de siete cargos por crímenes de guerra y lesa humanidad, que incluyen asesinato, violación y tortura, entre otros.

El panel de tres jueces dijo, sin embargo, que no disponía de suficientes elementos para acusarlo de genocidio.

“Sus víctimas son los mismos civiles que, como presidente, él se suponía que debía proteger”, dijo el fiscal de la Corte, Luis Moreno Ocampo, a periodistas, añadiendo que el Gobierno de Sudán está obligado a ejecutar la orden.

“Puede ser en dos meses o dos años, pero enfrentará a la justicia”, añadió.

Cientos de manifestantes se reunieron en el centro de Jartum para protestar contra la orden de arresto.

Bashir rechazó los cargos de la CPI, el primer tribunal permanente para juzgar crímenes de guerra, como parte de una conspiración occidental.

“Se la pueden comer (la orden)”, había dicho el martes frente a una multitud de seguidores en el norte de Sudán.

Mahjoub Fadul, un portavoz presidencial, dijo que era una decisión incorrecta. “No la reconocemos”, añadió.

REVOCAN LICENCIAS DE ONGs

Horas después de que la orden fuera emitida, Sudán revocó las licencias de al menos seis agencias de ayuda humanitaria, sin explicar porqué, dijeron funcionarios esos grupos.

“Eso es muy serio. Esto tendrá un efecto devastador para cientos de miles de personas”, dijo el portavoz de Oxfam, uno de los grupos afectados, Alun McDonald.

Oxfam dice asistir a 600.000 personas en Sudán, 400.000 de ellas en Darfur.

La tensión aumentó en la región sureña de Darfur, donde funcionarios de la ONU dijeron que cientos de tropas del Gobierno sudanés desfilaron por la capital regional El Fasher en una demostración de fuerza.

El subsecretario sudanés de Relaciones Exteriores, Mutrif Siddiq, dijo a Reuters que a pesar de la orden de arresto Bashir tenía previsto participar este mes en una cumbre árabe programada en Qatar.

Según la funcionaria de la CPI Silvana Arbia, el tribunal espera el cumplimiento de la orden por parte de los Estados signatarios del Estatuto de Roma, que creó la Corte y de los miembros de la ONU.

El experto en justicia internacional Richard Dicker, de Human Rights Watch, dijo que el “talón de Aquiles” de la CPI era su incapacidad de arrestar a los acusados.

“La Corte Penal Internacional por supuesto no tiene fuerza policial propia para ir y ejecutar órdenes judiciales y depende del Gobierno de Sudán para que lleve a cabo esta orden”, dijo a periodistas en la sede de la ONU.

Washington aplaudió la orden de arresto.

“Estados Unidos cree que quienes cometieron atrocidades deben ser llevados ante la justicia”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood.

China, la Unión Africana y la Liga Arabe sugieren que una acusación podría desestabilizar la región, agravar el conflicto de Darfur y amenazar un complejo acuerdo de paz entre el norte y sur de Sudán, semi autónomo y potencialmente rico en crudo.

La Liga Arabe dijo que enviaría una delegación al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para pedir que se retrase la implementación de la orden.

CRECIENTE VIOLENCIA

En los meses previos a la decisión de la CPI, la violencia aumentó en Darfur. Funcionarios del Gobierno sudanés prevén que rebeldes de Darfur incrementarán sus ataques tras el anuncio de la Corte.

El secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon instó Sudán a cooperar.

“Las Naciones Unidas seguirán conduciendo sus vitales operaciones y actividades de paz, humanitarias, de derechos humanos y desarrollo en Sudán”, dijo en un comunicado.

Aunque funcionarios de la ONU dicen que hasta 300.000 personas han muerto en la región de Darfur desde el 2003, Jartum sostiene que fueron 10.000.

También se calcula que otros 2,7 millones de personas fueron desplazadas por el conflicto, que comenzó cuando rebeldes no árabes tomaron las armas contra el Gobierno.

El fiscal Moreno Ocampo acusa a Bashir de orquestar desde el 2003 una campaña de violencia en Darfur.

Reporte adicional de Aziz El-Kaissouni y Andrew Heavens en Jartum y Louis Charbonneau en las Naciones Unidas, editado en español por Gabriela Donoso

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below