March 17, 2009 / 1:54 PM / 10 years ago

Papa dice en Africa que condones no resuelven sida

YAUNDE (Reuters) - El Papa Benedicto XVI reafirmó el martes durante su visita a Africa la oposición de la Iglesia Católica al uso de preservativos en la lucha contra el sida, en un continente donde más de 25 millones de personas han muerto a causa de la enfermedad en las últimas décadas.

El Papa Benedicto XVI saluda a la gente reunida a su llegada a Yaundé, 17 mar 2009. El Papa Benedicto XVI reafirmó el martes durante su visita a Africa la oposición de la Iglesia Católica al uso de preservativos en la lucha contra el sida, en un continente donde más de 25 millones de personas han muerto a causa de la enfermedad en las últimas décadas. REUTERS/Finbarr O'Reilly

El Papa, que tuvo una tumultuosa bienvenida en la capital de Camerún, sostuvo también que la población del continente estaba sufriendo de forma desproporcionada debido a los desafíos globales que suponen la escasez de alimentos, la crisis financiera y el cambio climático.

“(El sida) No puede vencerse con la distribución de condones. Por el contrario, incrementa el problema”, dijo en respuesta a la pregunta sobre la postura de la Iglesia contra el uso de preservativos.

La enfermedad ha causado la muerte de más de 25 millones de personas desde principios de la década de 1980, la mayoría en el Africa subsahariana, y unos 22,5 millones de africanos viven con el VIH.

Sus palabras fueron de las más explícitas sobre el uso de preservativos para detener la propagación del sida desde su elección en 2005.

La Iglesia insiste en que la fidelidad y el matrimonio heterosexual, además de la castidad y la abstinencia, son las mejores formas de detener el sida.

No aprueba el uso de preservativos, pero algunos líderes católicos han pedido que se permita su uso en casos concretos entre matrimonios heterosexuales en los que uno de ellos tiene la enfermedad.

“La única solución es doble: la primera es una humanización de la sexualidad, una renovación humana y espiritual que traiga una nueva forma de comportamiento entre la gente, y en segundo lugar, una amistad sincera, especialmente hacia aquellos que están sufriendo, la voluntad de hacer sacrificios personales,” afirmó.

Pidió un “comportamiento correcto en lo que se refiere al propio cuerpo.”

TUMULTUOSA BIENVENIDA

El Papa fue recibido por decenas de miles de personas que bailaban y cantaban a lo largo de los 25 kilómetros que unen el aeropuerto con la ciudad.

Aunque la cifra de católicos practicantes está cayendo en el mundo desarrollado, Africa, donde ha habido avances hacia la democratización pero persisten los conflictos y las crisis, se considera crucial para el futuro de la Iglesia.

Sin embargo la relación no está libre de controversia, sobre todo por el tema de los preservativos.

“En momentos de escasez mundial de comida, turbulencias financieras y perturbación de patrones del cambio climático, Africa sufre desproporcionadamente”, manifestó a la multitud a su llegada.

“Más y más gente cae presa del hambre, la pobreza y la enfermedad. Claman por la reconciliación, la justicia y la paz, y eso es lo que la Iglesia les ofrece”, afirmó.

En declaraciones a periodistas en el avión, el Pontífice dijo que la crisis económica ha sido producto de una “falta de ética en las estructuras económicas”.

En su discurso ante el presidente Paul Biya, Benedicto XVI pidió a los católicos que se enfrenten a la violencia, la pobreza, la corrupción y el abuso de poder, temas que han reprimido continuamente el progreso del continente.

Muchos en Camerún han pedido al Papa que envíe un mensaje enérgico a Biya, que ha gobernado durante 26 años.

Benedicto XVI visitará obras de caridad en Camerún, se entrevistará con líderes musulmanes y participará en una reunión de obispos que intentan trazar el curso futuro de la Iglesia en mejorar las vidas de los africanos.

Más tarde en la semana, el Papa viajará a Angola.

ESCEPTICISMO

Pero muchos en el centro de la capital Yaundé se mostraban escépticos, sobre todo después que las autoridades destrozaron la semana pasada puestos de vendedores en el mercado, en un intento por limpiar la ciudad de cara a la llegada del Papa.

“Me alegra que venga, pero debería hacerlo por motivos religiosos y nada más”, dijo Calvine Noumbisi, de 29 años, agachado junto a una calle, vendiendo rosarios, libros de oraciones e incienso cerca de una iglesia.

“Si reza, bendice al país dice a los políticos que se confiesen, nos estará ayudando”, añadió.

Aunque Camerún y Angola son naciones ricas en recursos naturales donde el petróleo ha fluido por muchos años y han sido extraídos millones de dólares en minerales, muchos de sus habitantes continúan viviendo en la extrema pobreza.

En la iglesia de St. Francois Xavier, los integrantes de la fraternidad Ephphata, sudando en camisetas políticas y vestidos confeccionados con telas estampadas con motivos religiosos, cataron, bailaron y oraron.

“Estamos contentos. Jesús vino a por los pecadores. Camerún está enfermo, así que estamos contentos de que haya venido para salvarnos”, dijo Robert Nguidjoi, mientras una multitud se abría paso hasta el altar para ser bendecidos por el cura.

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below