June 17, 2009 / 5:42 PM / 11 years ago

Obama y Lee advierten a Norcorea sobre ambiciones nucleares

Por Jack Kim

El presidente Barack Obama y el mandatario surcoreano, Lee Myung-bak, caminan hacía un jardín de la Casa Blanca para realizar una conferencia de prensa, en Washington, 16 jun 2009. Los líderes de Corea del Sur y Estados Unidos pidieron a Norcorea que abandone sus ambiciones atómicas y deje de amenazar a la región, mientras informes de prensa señalaron el miércoles que Pyongyang estaba avanzando en los planes para lanzar un misil de gran alcance. REUTERS/Kevin Lamarque

SEUL (Reuters) - Los líderes de Corea del Sur y Estados Unidos pidieron a Norcorea que abandone sus ambiciones atómicas y deje de amenazar a la región, mientras informes de prensa señalaron el miércoles que Pyongyang estaba avanzando en los planes para lanzar un misil de gran alcance.

Después de una cumbre con el presidente surcoreano Lee Myung-bak en Washington el martes, el mandatario estadounidense Barack Obama dijo que una Corea del Norte con armas nucleares supondría una “grave amenaza” al mundo.

Obama prometió que las nuevas sanciones de la ONU impuestas a Pyongyang por su ensayo nuclear del 25 de mayo serían estrictamente aplicadas.

Por otro lado, los líderes de Rusia y China pidieron una inmediata reanudación de las negociaciones a seis partes por el programa nuclear de Corea del Norte.

El presidente chino Hu Jintao y su contraparte ruso, Dmitry Medvedev, expresaron una seria preocupación por la situación en la península coreana, de acuerdo a un comunicado conjunto emitido al final de las conversaciones que mantuvieron en Moscú.

“Dada la beligerante manera en que constantemente amenazan a sus vecinos, creo que no hay ninguna duda de que sería una situación desestabilizadora y una profunda amenaza no sólo para la seguridad de Estados Unidos, sino para la de todo el mundo”, dijo Obama en una rueda de prensa, en referencia a las recientes movidas del Pyongyang.

Obama prometió romper con un ciclo que permitía a Corea del Norte generar una crisis nuclear, luego obtener concesiones en forma de alimentos, combustible y otros incentivos a cambio de retroceder, para luego desobedecer sus promesas.

“Este es un patrón en el que ellos confiaron”, dijo Obama. “Vamos a quebrar ese patrón”.

Obama también reafirmó el compromiso de Washington de defender a Corea del Sur, lo cual incluye mantenerla dentro de su “paraguas nuclear”, una movida que previsiblemente irritará a Pyongyang, que acusa al país norteamericano de preparar un ataque nuclear en su contra.

Analistas creen que las provocativas movidas de Norcorea tienen como meta generar apoyo interno al líder Kim Jong-il, que parece estar sentando las bases para entregar el poder de la empobrecida nación a su hijo menor. El líder de 67 años habría sufrido una apoplejía el año pasado.

Un diario surcoreano dijo que el equipo especial norcoreano para trasladar misiles balísticos intercontinentales (ICBM por sus siglas en inglés) había hecho un viaje a una base de misil en la costa este, semanas después de que fuera visto llevando un misil a un nuevo sitio en la costa oeste.

Reporte adicional de Yoko Kubota en Tokio, Doug Palmer y Matt Spetalnick en Washington y Lucy Hornby en Pekín, editado en español por Gabriela Donoso

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below