January 8, 2020 / 12:39 AM / 7 months ago

Guaidó llama al ministro de la Defensa de Venezuela a explicar militarización del Congreso

CARACAS, 7 ene (Reuters) - El líder opositor Juan Guaidó desafió el martes los cordones de uniformados y volvió a la sede de la Asamblea Nacional de Venezuela para dirigir una sesión legislativa, pero llamó al ministro de la Defensa a una encuentro para que explique la militarización del Congreso.

Miembros de las fuerzas de seguridad intentan impedir el paso del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y líder de la oposición, Juan Guaidó, en Caracas. 7 de enero de 2020. REUTERS/Fausto Torrealba. NO DISPONIBLE PARA ARCHIVOS NI REVENTA

Ministro “Vladimir Padrino López, la junta directiva del parlamento y el presidente encargado de Venezuela lo llaman a una reunión urgente para que explique el rol que fungió la fuerza armada en los últimos 3 días, militarizando el palacio federal legislativo”, dijo el líder opositor a periodistas desde una sala en el este de Caracas.

El choque por la presidencia del legislativo se desató el domingo, cuando el oficialismo designó como jefe del Congreso a un diputado expulsado de la oposición. Pero Guaidó logró ser reelegido ese mismo día por 100 votos, de 167 posibles, emitidos individualmente y en voz alta por cada legislador, en una sesión pública realizada en un local al este de Caracas.

El Ministerio de Comunicación no respondió a una solicitud de comentarios sobre la petición de Guaidó, tampoco el Ministerio de la Defensa.

El control de la Asamblea es clave en la crisis política venezolana, porque es la única instancia institucional en la que opera la oposición y está fuera del dominio del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

En un acto transmitido por la televisora oficial la noche del martes, Maduro dijo que la oposición había “hundido” a la Asamblea Nacional por supuestas peleas entre los mismos opositores y que solo hacían “el show de la violencia”.

Agregó que más pronto que tarde habría elecciones parlamentarias para renovar la Asamblea, que por el calendario oficial deben ser en diciembre de este año.

Guaidó arribó en una camioneta a las cercanías del parlamento y caminó junto a decenas de diputados opositores hacia una de las entradas del edificio, donde fue frenado por militares antimotines.

Previo al ingreso de Guaidó, Luis Parra, diputado expulsado en diciembre del partido Primero Justicia por denuncias de corrupción, encabezó un debate de media hora con otros legisladores echados de sus partidos y parlamentarios oficialistas.

En algunos curules de la oposición se sentaron legisladores oficialistas, y los puestos de estos oficialistas fueron ocupados por otras personas, según testigos Reuters. No hay detalles de quiénes eran.

Cuando Guaidó logró pasar la barrera, ya la sesión encabezada por Parra había terminado.

Parra y un grupo pequeño de personas salieron corriendo del salón de sesiones hacia la oficina de la presidencia del Congreso, según testigos Reuters.

Los opositores, después de sortear una segunda barrera, entraron al salón de sesiones y Guaidó subió hasta el podio entonando el himno nacional.

El gobierno del presidente Donald Trump está considerando sanciones contra algunos de los legisladores venezolanos que participaron en un intento apoyado por Maduro para arrebatar el control del Congreso a Guaidó, según dos personas familiarizadas con el asunto.

Una veintena de cuentas de Twitter de ministerios venezolanos, el Banco Central, componentes de las fuerzas armadas, así como algunos funcionarios y medios oficiales fueron suspendidas, sin explicar las razones.

CONTRADICCIONES

En ese proceso de ingreso a la sede del Congreso hubo contradicciones en las órdenes de los militares, señaló una fuente parlamentaria, quien agregó que en diferentes puertas hubo generales que le decían a los diputados que no iban a pasar, y luego que sí ingresaban.

“Esas puertas se abrieron porque las empujamos y sí, porque hay profundas contradicciones en el seno” de la institución castrense, agregó Guaidó.

José Brito, uno de los diputados expulsados, al ver el ingreso de Guaidó al hemiciclo, gritó: “Esto es un golpe de Estado”. Luego se mantuvo por los jardines del palacio.

Francisco Torrealba, diputado oficialista, dijo que rechazaba la “conducta bochornosa” de la oposición y agregó que la sesión, liderada por Parra, fue “sin perturbaciones”.

Los diputados seguirán insistiendo en ingresar a la sede del Congreso, en el centro de Caracas, para la próxima sesión semanal del Parlamento el martes.

“Hoy tomamos el control del parlamento (...) Mañana pueden utilizar un tanque” para bloquear el paso al palacio, dijo. Pero “¿qué haremos el martes?, seguiremos empujando”, agregó Guaidó, quien convocó a una movilización el sábado.

Al finalizar la sesión, y cuando Guaidó se dirigía hacia la sede administrativa del Congreso, a unas dos cuadras del Palacio, fuerzas de seguridad lanzaron bombas lacrimógenas.

Reporte de Mayela Armas, Brian Ellsworth, Vivian Sequera, Corina Pons y Shaylin Valderrama. Editado por Juana Casas y Javier Leira

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below