January 7, 2020 / 1:28 PM / 18 days ago

Diputado venezolano poco conocido se convierte en la opción de Maduro para liderar la oposición

CARACAS, 7 ene (Reuters) - Por años el diputado Luis Parra denunció abusos por parte de las fuerzas de seguridad del presidente venezolano, Nicolás Maduro, una vez recriminó a la policía por obligar a una familia a dejar su hogar debido a sus creencias políticas y luego acusó a agentes de inteligencia por asaltar su propia casa.

FILE PHOTO: Luis Parra, un diputado designado por el oficialismo de Venezuela como jefe del Congreso, durante una ceremonia de investidura en la Asamblea Nacional en Caracas. 5 de enero de 2020. REUTERS/Manaure Quintero

    Pero Parra, hasta hace poco un desconocido y que fue expulsado a fines del 2019 del opositor partido Primero Justicia por denuncias de corrupción, ahora reclama el liderazgo de la Asamblea Nacional, con el respaldo del gobernante partido socialista.

En una situación inédita, las fuerzas de seguridad, bloquearon a los diputados, incluido su líder Juan Guaidó, de ingresar al legislativo, lo que facilitó al oficialismo juramentar a Parra como el nuevo jefe.

Aunque su discurso refleja el de la oposición, describe al gobierno como un “régimen” y condena el estado de la economía, su agenda política se basa en reducir el conflicto con Maduro en lugar de tratar de sacarlo de la presidencia.

“El hecho de que formemos parte de la oposición no significa que estemos de acuerdo con la confrontación”, dijo Parra en una conferencia de prensa el lunes desde el Palacio Legislativo. “Somos una alternativa de diputados de las regiones que venimos a dar el traste a lo que es la política de la confrontación, a la política de la polarización”.

Su posición marca un fuerte alejamiento de la postura de Guaidó, quien el año pasado ganó apoyo de decenas al cuestionar a Maduro, tras su reelección en 2018 en una votación denunciada como una farsa. Guaidó pidió a los militares que lo ayudaran a sacarlo del poder para poner fin al colapso económico del país petrolero.

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha creado un amplio programa de sanciones contra Maduro, calificó como una farsa la elección de Parra y reiteró su apoyo a Guaidó.

El ascenso de Parra refleja la estrategia de Maduro de utilizar las instituciones estatales para debilitar a sus adversarios y presentar a algunos políticos como verdaderos líderes de la oposición, que críticos describen como “pseudo-oposición”.

La elección de Guaidó como jefe del Congreso el año pasado, después de que líderes opositores de mayor jerarquía fueron detenidos o huyeron del país, le presentó a Maduro un oponente de línea dura que rápidamente ganó el respaldo internacional.

Los críticos al gobierno denunciaron que previo a la sesión parlamentaria del domingo hubo sobornos e intimidación a opositores para que votaran contra Guaidó o se ausentaran.

    Los líderes del Partido Socialista dicen que el elitismo de los jefes de la oposición y su negativa a escuchar reclamos dentro de sus propias filas, en lugar de sobornos o amenazas, han sido la verdadera causa de las deserciones.

    Maduro celebró el ascenso de Parra al señalar que fue una rebelión dentro de la oposición.

“Venía sonando un cambio en la Asamblea Nacional, una rebelión de los propios diputados y diputadas”, dijo Maduro. Luego identificó al nuevo liderazgo de la Asamblea como miembros de los cuatro principales partidos del país, a pesar de que todos han sido expulsados ​​de esas filas.

    Parra fue elegido en el Congreso en 2015 para representar al estado occidental de Yaracuy, y en 2017 realizó una campaña infructuosa para ser gobernador de ese región. Una vez en el parlamento, sirvió en la subcomisión de recursos naturales.

    Era una figura poco conocida hasta que se vio envuelto en un escándalo de corrupción en diciembre junto con otros ocho legisladores de la oposición.

    Él y los demás fueron expulsados ​​de sus partidos después de que medios locales revelaron en un reportaje que habían usado sus curules para limpiar la reputación de un empresario vinculado al gobierno de Maduro. Guaidó dijo que sospechaba que habían sido sobornados para hacerlo.

    Parra y los demás niegan las acusaciones.

    La designación de Parra como jefe del Congreso siguió a una sesión confusa, que culminó con una declaración de la televisión estatal de que había ganado la votación.

    Inicialmente dijo que había obtenido 86 votos, pero luego redujo este número a 81. El parlamento tiene 167 curules. No ha presentado una lista completa de los nombres de los legisladores que votaron por él.

    Cuando los periodistas le pidieron repetidamente la lista completa de los diputados que votaron por su liderazgo, Parra señaló que el informe, que generalmente se publica el mismo día, no estaba disponible.

Mientras, Guaidó el domingo por la noche realizó una votación que se transmitió por internet en la que 100 legisladores identificados por su nombre lo respaldaron en la reelección.

Reporte de Brian Ellsworth y redacción Caracas, editado en español por Gabriela Donoso

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below