November 23, 2018 / 4:38 PM / 23 days ago

Insurgentes atacan consulado chino en Pakistán durante un estallido de violencia

KARACHI, Pakistán (Reuters) - Tres atacantes suicidas intentaron irrumpir en el consulado chino de la ciudad pakistaní de Karachi en medio de una serie de disparos y una explosión, pero murieron antes de poder abrirse camino hacia el recinto diplomático con un vehículo cargado de explosivos, dijo la policía.

Un soldado pasa frente a restos de autos tras un ataque al consulado chino en Karachi, Pakistán. 23 de noviembre de 2018. REUTERS/Akhtar Soomro

El ataque, que se adjudicó un grupo separatista de la empobrecida provincia pakistaní de Baluchistán, dejó cuatro muertos, entre ellos dos policías, pero estuvo lejos de ser el más mortal en un día particularmente violento en toda la región.

Un atacante suicida en una motocicleta detonó explosivos en un festival y un atestado mercado en la región de Orakzai, en el noroeste de Pakistán, matando al menos a 25 personas. Este hecho se produjo casi al mismo tiempo que el ataque en Karachi.

En tanto, en la frontera este de Afganistán, un atacante suicida con explosivos mató al menos a 26 personas e hirió a otras 50 en una mezquita de una base militar, dijeron funcionarios de seguridad. A principios de semana, otro atacante suicida mató a 55 personas en la capital Kabul.

El fuerte clima de violencia ocurre en momentos en que se habían avivado las débiles esperanzas de paz en Afganistán, a través de dos reuniones en Qatar entre el enviado especial de Estados Unidos Zalmay Khalilzad y representantes talibanes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que su país participa “en importantes negociaciones” de paz en Afganistán, pero dijo que no sabía si tendrán éxito.

El ataque al consulado de China en Karachi fue reivindicado por el grupo insurgente separatista Ejército de Liberación de Baluchistán (BLA, por su sigla en inglés), que se opone a los proyectos económicos chinos en la región.

Dos policías y dos civiles que esperaban en una fila fuera del consulado murieron por el ataque, junto con los tres hombres armados.

El primer ministro pakistaní, Imran Khan, calificó el atentado como “parte de una conspiración” contra la cooperación económica y estratégica entre su país y China, y ordenó una investigación, según su oficina.

Pakistán ha acusado durante mucho tiempo a India, su histórico rival, de apoyar a los insurgentes nacionalistas en Baluchistán, mientras que Nueva Delhi ha dicho que Islamabad apoya a los insurgentes islamistas en toda la región.

India negó que esté ayudando a los insurgentes de Baluchistán y rápidamente condenó la violencia.

“Los perpetradores de este atroz ataque deben ser llevados ante la justicia con prontitud”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de India en un comunicado.

India ha acusado durante décadas a Pakistán de apoyar a los islamistas que luchan contra sus fuerzas de seguridad en Cachemira, una región donde las fuerzas indias mataron a seis insurgentes en un enfrentamiento.

India y Estados Unidos también acusan a Pakistán de apoyar a los talibanes afganos, algo que Islamabad niega.

Reporte adicional de Kay Johnson y Drazen Jorgic en Islamabad, Rupam Jain en Kabul y Philip Wen en Pekín. Editado en español por Rodrigo Charme

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below