May 9, 2018 / 1:26 PM / in 7 months

Japón y China acuerdan mantener una línea directa de seguridad tras 10 años de conversaciones

TOKIO, 9 mayo (Reuters) - Tras una década de conversaciones, Japón y China acordaron el miércoles establecer una línea directa de seguridad para desactivar cualquier confrontación marítima entre las dos potencias asiáticas.

El primer ministro chino, Li Keqiang, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, asisten a una conferencia de prensa conjunta en Tokio, Japón, el 9 de mayo de 2018. Kiyoshi Ota / Reuters

El acuerdo se produce tras una iniciativa para mejorar las relaciones, tensadas a causa de la prolongada acritud con respecto a la ocupación japonesa de las fronteras de China durante el periodo de guerra y a una disputa por la propiedad de unos islotes en el Mar de la China Meridional.

En una ceremonia pública tras una cumbre en Tokio, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el primer ministro chino, Li Keqiang, supervisaron la firma del pacto por el cual establecerán dentro de 30 días una vía directa de comunicación entre los altos cargos de defensa durante incidentes vinculado a embarcaciones navales o aviones militares de ambas potencias.

Las conversaciones sobre la vía directa se estancaron en 2012, después de que el gobierno japonés comprara a un terrateniente las disputadas islas conocidas en Tokio como Senkaku y en Pekín como Diaoyu.

El objetivo de este paso era detener una compra más provocativa por el gobierno de la ciudad de Tokio encabezada por un alcalde nacionalista.

China también resistió ante la insistencia de Japón de que el acuerdo no debería abarcar las aguas que rodean las islas en cuestión, que son controladas por Japón.

“No incluye las islas Senkaku”, dijo un oficial del gobierno japonés durante una sesión informativa.

Además de la línea directa, el pacto del miércoles garantiza reuniones frecuentes entre los funcionarios de defensa de ambos países y un mecanismo para que sus embarcaciones militares se comuniquen en el mar para advertir de incidentes marítimos.

Conocido como Código de Encuentros Inesperados en el Océano (CUES, por su sigla en inglés), el procedimiento es utilizado por otras potencias, entre las que está Estados Unidos.

Japón es defendido por las fuerzas estadounidenses que lo utilizan como su principal base en Asia desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Una amenaza de seguridad obliga a Washington a ayudar a Tokio si su territorio es atacado, incluidas las disputadas islas, incluso aunque Estados Unidos no apoye a ningún bando.

Reporte de Tim Kelly y Kiyoshi Takenaka. Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below