June 27, 2018 / 5:25 PM / 6 months ago

Príncipe Guillermo se reúne con Abbas en primera visita oficial de realeza británica a Cisjordania

El príncipe Guillermo (al centro en la imagen) slauda durante una visita al campo de refugiados Jalazone en Cisjordania, jun 27, 2018. Fadi Arouri/Pool via Reuters

CAMPO DE YALAZONE, Cisjordania (Reuters) - El príncipe Guillermo realizó la primera visita oficial de la realeza británica a territorios palestinos el miércoles, en la que recorrió un campo de refugiados en Cisjordania, área ocupada por Israel, y expresó su esperanza de una paz duradera en Oriente Medio al reunirse con el presidente Mahmoud Abbas.

Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, fue recibido con alfombra roja en Muqata, la sede del Gobierno palestino de Abbas en Ramallah, la capital de Cisjordania, en una ceremonia que incluyó también guardia y banda de honor.

“Estoy muy contento de que nuestros dos países trabajen tan estrechamente juntos y hayan tenido historias de éxito en educación y trabajo de asistencia en el pasado, así que, por mucho tiempo puede continuar”, dijo Guillermo a Abbas en el inicio de su reunión.

“Mis sentimientos son los mismos que los suyos al esperar que haya una paz duradera en la región”, añadió el príncipe. Luego, Guillermo visitó el campo de refugiados de Yalazone, su clínica y su escuela, administrados por la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente Medio (UNRWA).

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, le pidió el martes públicamente a Guillermo en una acción protocolar que lleve a Abbas “un mensaje de paz” y le diga que es momento de encontrar la forma de “generar confianza” entre israelíes y palestinos. En dichos difundidos en medios después de su propia reunión con Guillermo previamente el mismo día, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no hizo tal pedido.

Las negociaciones de paz palestino-israelíes colapsaron en el 2014 y las diferencias se han ampliado desde entonces. Cisjordania, donde los palestinos tienen un limitado autogobierno, ha estado calma en los últimos meses, a diferencia de la frontera israelí con Gaza, un enclave gobernado por el principal rival palestino de Abbas, el grupo islamista Hamas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, reconoció a Jerusalén como capital de Israel en diciembre y trasladó la embajada de Washington a la disputada ciudad este año, lo que avivó la violencia en la zona. Al menos 130 palestinos murieron a manos del Ejército israelí desde el 30 de marzo.

“El lado palestino está comprometido con el proceso de paz con los israelíes, por lo que ambos estados podrían convivir pacíficamente dentro de las fronteras de 1967”, dijo Abbas en declaraciones públicas durante su encuentro con Guillermo.

Los palestinos desean que Jerusalén Oriental, capturada por Israel junto a Cisjordania y la Franja de Gaza en la guerra de Oriente Medio de 1967, sea la capital de un estado independiente que buscan establecer en esos territorios. Israel no tiene reconocimiento internacional sobre la zona ocupada.

Reporte de Ali Sawafta en Ramallah y Dan Williams en Tel Aviv; Escrito por Jeffrey Heller y Maayan Lubell; Editado en español por Ana Laura Mitidieri

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below