July 27, 2018 / 1:00 PM / in 5 months

Gobierno socialista español se enfrenta a revuelta de aliados minoritarios por presupuesto

MADRID (Reuters) - Apenas dos meses después de llegar al poder en España gracias al apoyo de varios partidos minoritarios, el Gobierno socialista del presidente Pedro Sánchez enfrentaba el viernes su primera gran crisis política en el Congreso, que rechazó su nuevo objetivo de déficit fiscal con Bruselas.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante una sesión parlamentaria en Madrid, España. 17 julio 2018. REUTERS/Susana Vera

El Congreso rechazó por 173 votos en contra, 86 abstenciones y 88 votos a favor la nueva senda de déficit, lo que supone perder el apoyo de los socios que llevaron al poder a Sánchez el 1 de junio al ganar la moción de censura.

La Cámara Baja debatió la senda presupuestaria durante tres horas, con el resultado de que solo el gobernante PSOE y los diputados del Partido Nacionalista Vasco (PNV) apoyaron llevar al 1,8 por ciento el déficit del próximo año, frente al 1,3 por ciento aprobado por el anterior Gobierno del Partido Popular (PP).

En un mes, el Gobierno tiene que volver a presentar una nueva senda de estabilidad presupuestaria, tal y como marca la ley.

“Este Congreso tenía que mandar un mensaje de esperanza y de ilusión, y si este Congreso no lo hace el Gobierno de este país lo va a seguir haciendo por mucho que le pese a algunos”, dijo la ministra de Hacienda María Jesús Montero, cuando ya se daba por segura la derrota.

La votación rompió la imagen de unidad entre los partidos que habían apoyado la investidura de Sánchez evidenciando el calvario que va a suponer para los socialistas sacar adelante cualquier iniciativa de calado.

El Gobierno deberá hacer las cuentas para el próximo año con menos margen fiscal del acordado con Bruselas, si finalmente asume la senda presupuestaria del anterior Gobierno del PP. Sánchez dijo la noche anterior en rueda de prensa que los principales perjudicados por esta decisión serán las comunidades autónomas.

“Vamos a plantear unos presupuestos de 2019, con esta senda de estabilidad o con la anterior”, sostuvo Sánchez en la víspera, mientras su equipo seguía negociando un posible acuerdo.

El Gobierno socialista ha presionado a sus socios con dos argumentos para que votaran a favor de la medida: la amenaza de un adelanto electoral y los beneficios de un presupuesto más expansivo, según explicó una fuente de Moncloa a Reuters.

El Gobierno maneja cifras según las cuales los socialistas estarían reforzados en unas elecciones mientras que sus socios estarían debilitados, con lo que un adelanto electoral solo beneficiaría al PSOE.

Editado por Carlos Serrano y Marion Giraldo

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below