September 11, 2018 / 1:40 PM / 3 months ago

Corazón siderúrgico de China prueba el temple de la industria con nuevo plan contra la contaminación

TANGSHAN, China (Reuters) - “Sacar a las fábricas de acero del centro de la ciudad y convertirlo en un lugar moderno y habitable para vivir”, dice una pancarta colgada en las oficinas clausuradas de Guofeng Iron and Steel Co en el centro de Tangshan, la principal ciudad siderúrgica de China.

Imagen de archivo. Los trabajadores retiran material de los terrenos de la fábrica de hierro y acero Guofeng, fuera de servicio, en Tangshan, provincia de Hebei, China, el 22 de agosto de 2018. REUTERS / Thomas Peter

Tras las rejas de la fábrica, rodeados por un hospital, un centro comercial y bloques de apartamentos, trabajadores y excavadoras derribaban hornos como parte de un plan de 38.000 millones de yuanes (5.500 millones de dólares) para trasladarse a un nuevo parque industrial a 60 kilómetros de distancia.

Seis horas en coche hacia el suroeste, por otra parte, los ejecutivos de Hebei Xinjin Iron & Steel Co, una fábrica de mediano tamaño con sede en Handan, luchan por encontrar un nuevo sitio en el sur tras ser notificados el mes pasado de tener que abandonar su provincia natal.

Ambos fabricantes de acero figuran entre los primeros productores en la provincia de Hebei en cumplir con el último audaz plan del gobierno local para hacer que sus industrias de chimenea sean más eficientes, con el objetivo de limpiar el aire notoriamente tóxico del corazón industrial del norte.

Las autoridades provinciales ordenaron a las fábricas, incluidas algunas propiedad de HBIS Group, la cuarta mayor siderúrgica del mundo, que cerraran sus plantas en casi una docena de las ciudades más contaminadas, se muden a un nuevo parque industrial en la costa o se vayan.

Estas medidas, detalladas en un documento publicado en el sitio web de esta provincia en julio pero no reportado previamente, marcan un nuevo frente en la guerra del gobierno contra la contaminación y el exceso de capacidad obsoleta en la industria pesada, anunciando aún más agitación para el endeudado sector del acero.

Después de años de desmantelar molinos “zombies” y cerrar permanentemente las plantas paradas, estos son algunos de los pasos más difíciles hasta el momento en que los administradores provinciales enfrentan el desafío de cumplir con los objetivos más estrictos del gobierno central sobre emisiones.

“Las plantas de Handan ahora están dando la batalla para buscar un nuevo lugar al que mudarse”, dijo a Reuters Yuan Zhanpeng, gerente de Xinjin.

Xinjin ha tenido conversaciones con algunos gobiernos en el este de Anhui y en las provincias del sur de Guangxi en los últimos meses, pero no se ha tomado ninguna decisión, señaló.

Tangshan no alcanzó sus objetivos de calidad del aire el año pasado, cuando la ciudad produjo más acero que el conjunto de Estados Unidos.

El objetivo de Hebei es reducir la capacidad de producción de acero a 200 millones de toneladas por año (tpy) en 2020, un 20 por ciento menos que en 2017. Jiangsu, la segunda mayor región siderúrgica de China, lanzó un plan similar en agosto.

Pero la estrategia tendrá un enorme costo financiero para las industrias y los expertos ambientales han cuestionado si trasladarlos a la costa mejorará el aire de la región. Los que dejan Hebei y Jiangsu pueden simplemente llevar el problema al sur.

Reporte de Muyu Xu, Thomas Peter y Joyce Zhou; Editado en español por Natalia Ramos

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below