September 17, 2018 / 11:13 PM / in 3 months

La incertidumbre persigue a trabajadores inmigrantes por paso de Florence

SPIVEY’S CORNER, EEUU (Reuters) - Francisco Javier Jaramillo y Víctor Chávez deberían estar recolectando batatas en una granja de Carolina del Norte para enviar dinero a sus familias en México.

Una vaca avanza en una zona inundada por el paso del huracán Florence cerca de Fayetteville, Carolina del Norte, Estados Unidos, 17 de septiembre del 2018. REUTERS/Jason Miczek

Pero el devastador paso del huracán Florence los ha obligado a evacuar la granja y buscar cobijo en una escuela que se convirtió en refugio cerca de la pequeña aldea de Spivey’s Corner, donde duermen en los pasillos del lugar, mientras esperan preocupados por lo que pueda ocurrirles.

“Si los campos se inundan, no podemos trabajar. Si no podemos trabajar, nos van a enviar a casa. No tendremos nada”, dijo Chávez, de 39 años.

Cuando Florence arrasó con Carolina del Sur y del Norte, con lluvias y vientos que generaron inundaciones, no solo interrumpió la cosecha, sino que también puso en peligro a los trabajadores que se encargan de la recolección.

Alrededor de 83.000 trabajadores migrantes impulsan el motor agrícola de Carolina del Norte, famoso por sus campos de batatas, tabaco y cacahuetes. Muchos vienen de México y otros países de América Latina para trabajar bajo contratos que tienen muchas restricciones.

Los contratos garantizan un cierto número de horas de trabajo, lo que puede anularse si el dueño de las tierras declara fuerza mayor si, por ejemplo, los campos están tan inundados o azotados por huracanes que su cosecha no puede recuperarse. Eso significaría que los trabajadores serían enviados a casa sin las horas o el dinero prometido.

Un portavoz del Departamento de Agricultura de Carolina del Norte dijo que aún no hay estimaciones del alcance del daño a los cultivos. En el pico de la cosecha en 2016 había más de 83.000 trabajadores migrantes en las granjas de Carolina del Norte, según la Comisión de Seguridad del Empleo.

Los inmigrantes con una visa H2A para empleos agrícolas temporales se encuentran entre las personas más vulnerables afectadas por un huracán, de acuerdo con abogados que conversaron con Reuters, ya que tienen menos recursos para amortiguar el impacto de la falta de trabajo y mucho más para perder.

“Los trabajadores H2A están muy aislados, son muy vulnerables”, dijo Lariza Garzón, del Ministerio Episcopal de Trabajadores Agrícolas. “Es posible que no conozcan sus derechos”.

Lee Wicker, subdirector de la Asociación de Productores de Carolina del Norte -que cuenta con 700 agricultores miembro-, dijo que eso podría haber sido cierto hace décadas, pero que en la actualidad hay recursos para garantizar que los trabajadores tengan el apoyo que necesitan.

Aproximadamente 20.000 de los trabajadores que llegan a Carolina del Norte cada año lo hacen con visas H2A, que los vincula a un empleador del que dependen para vivienda, transporte y, en muchos casos, información sobre el mundo exterior, dijo Caitlin Ryland, abogada supervisora de ayuda legal de la unidad de trabajadores agrícolas del estado.

Con frecuencia, estos inmigrantes se encuentran en áreas cercanas a las tierras de cultivo propensas a las inundaciones, destacó Ryland.

Para los trabajadores como Jaramillo y Chávez, que tienen un empleo precario y un acceso limitado a la información externa, dejar los campos durante unos días para esperar una tormenta puede ser desalentador. La desinformación es un mal extendido, ya que muchos creen que huir de una tormenta puede hacer que los deporten y se les prohíba regresar a Estados Unidos.

Si el empleador informa que abandonó su trabajo, según los términos de la visa H2A, el inmigrante tiene un periodo de tiempo determinado para salir de Estados Unidos, dijo Ryland.

Huir para salvar su vida ante el paso de una tormenta no cuenta como abandonar un trabajo, destacó, pero muchos trabajadores pueden no saberlo.

Una portavoz del Departamento de Trabajo de Carolina del Norte escribió en un correo electrónico que “la Oficina de Seguridad y Salud Agrícola no ha recibido ninguna queja de trabajadores migrantes sobre las condiciones de vivienda inseguras debido a la tormenta”.

Editado en español por Javier Leira

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below