September 24, 2018 / 9:58 PM / 3 months ago

Técnica de genética dirigida elimina mosquitos que transmiten la malaria en pruebas de laboratorio

LONDRES (Reuters) - Científicos eliminaron con éxito una población de mosquitos aislados en experimentos en laboratorio usando un tipo de técnica conocida como genética dirigida, que propagó una modificación que impidió la reproducción de las hembras.

Los investigadores, que publicaron su trabajo en lunes en la revista Nature Biotechnology, lograron eliminar la población en menos de 11 generaciones, lo que sugiere que la técnica podría ser usada en el futuro para controlar la propagación de la malaria, una enfermedad parasitaria que es portada por los mosquitos Anopheles gambiae.

“Pasarán por lo menos cinco a 10 años antes de que consideremos hacer pruebas de genética dirigida en cualquier tipo de mosquito en la naturaleza, pero ahora tenemos pruebas alentadoras de que estamos en el camino correcto”, dijo Andrea Crisanti, profesor del Imperial College London y quien fue uno de los líderes de la investigación.

Los resultados representan la primera vez que esta tecnología ha podido eliminar totalmente a una población. Los científicos esperan que en el futuro se pueda liberar a mosquitos con genética dirigida, que propaguen la infertilidad de las hembras dentro de poblaciones locales de mosquitos que transmiten la malaria y causen su colapso.

Las tecnologías de genética dirigida alteran el ADN e impulsan cambios genéticos autosostenibles a través de múltiples generaciones al anular los procesos biológicos normales.

Las tecnologías pueden ser muy poderosas, pero también son controvertidas, ya que los organismos genéticamente modificados liberados en el medio ambiente podrían tener un impacto desconocido e irreversible en el ecosistema.

La técnica utilizada en este estudio se diseñó para enfocarse específicamente en la especie de mosquito Anopheles gambiae, que es responsable de la transmisión de la malaria en África subsahariana.

La Organización Mundial de la Salud ha advertido que los avances contra la malaria a nivel global se están estancando y podrían revertirse si se pierde el impulso en la lucha para erradicarla.

La enfermedad infectó a alrededor de 216 millones de personas en todo el mundo en 2016 y mató a 445.000 de ellas. La gran mayoría de los fallecimientos por malaria se producen en bebés y niños pequeños en África subsahariana.

Reporte de Kate Kelland; Editado en Español por Ricardo Figueroa

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below