February 3, 2009 / 3:05 PM / in 10 years

Estimulantes causan cambios cerebrales similares a la cocaína

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO (Reuters) - Un grupo de investigadores de Estados Unidos informó que un fármaco estimulante común usado para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) puede generar cambios cerebrales en los ratones similares a los que produce la adicción a la cocaína.

El equipo indicó que ratones saludables expuestos a inyecciones diarias del medicamento Ritalin de Novartis, o metilfenidato, desarrollaron cambios en los centros de recompensa de sus cerebros y que algunas de esas variaciones se asemejaban a las que presentaban roedores que habían recibido cocaína.

“El metilfenidato, que se supone que es un compuesto bastante inocuo, puede tener efectos estructurales y bioquímicos en algunas regiones del cerebro que pueden ser aún mayores que los de la cocaína”, señaló en un comunicado el doctor Yong Kim, de la Rockefeller University en Nueva York.

La investigación, financiada por el Instituto Nacional de Abuso de Drogas y publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences, llega después de una serie de estudios en humanos que revelaron que esas medicinas serían seguras cuando se emplean para tratar el TDAH.

El estudio también se efectuó luego de que algunos informes sugirieron que más de 7 millones de estadounidenses han abusado del metilfenidato para drogarse o mejorar su desempeño académico.

La doctora Nora Volkow, del instituto, dijo en una entrevista telefónica que se conoce muy poco sobre los efectos de estos fármacos estimulantes cuando se utilizan para mejorar la concentración en las personas saludables.

“Lo que este estudio demuestra es que la exposición de estos animales al metilfenidato durante dos semanas realmente producía cambios que eran comparables a los observados ante la exposición crónica a la cocaína”, manifestó Volkow.

Millones de niños toman estimulantes como Ritalin y Adderall de Shire Plc para tratar el TDAH, una condición caracterizada por impulsividad, falta de atención y distracción que pueden interferir en la capacidad de un chico de prestar atención en la escuela y tener relaciones sociales.

Volkow destacó que estudios en adolescentes muestran que el metilfenidato no incrementa el riesgo de adicción a futuro, que muchos hallaron que los jóvenes con TDAH son mucho más propensos a fumar y abusar de las drogas y que el tratamiento con Ritalin puede reducir ese riesgo.

No obstante, la autora indicó que el uso no médico del metilfenidato y otros estimulantes puede generar una adicción.

“Cuando se usan inapropiadamente pueden ser tan peligrosos como las sustancias ilícitas”, finalizó Volkow.

Editada en español por Ana Laura Mitidieri

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below