April 8, 2011 / 4:48 PM / 9 years ago

Presidente de Yemen rechaza nueva iniciativa para reemplazarlo

Por Mohamed Sudam y Mohammed Ghobari

Un partidario del presidente yemení, Ali Abdullah Saleh, besa un afiche con su imagen en Saná, abr 8 2011. Decenas de manifestantes opositores al Gobierno de Yemen recibieron disparos y resultaron heridos el viernes en nuevos choques con la policía, mientras el presidente Ali Abdullah Saleh rechazó un nuevo acuerdo para poner fin a los 32 años que lleva en el poder. REUTERS/Ammar Awad

SANA (Reuters) - Decenas de manifestantes opositores al Gobierno de Yemen recibieron disparos y resultaron heridos el viernes en nuevos choques con la policía, mientras el presidente Ali Abdullah Saleh rechazó un nuevo acuerdo para poner fin a los 32 años que lleva en el poder.

Saleh, que encara un desafío sin precedentes de cientos de miles de manifestantes, inicialmente aceptó una oferta de Arabia Saudita y otras naciones como parte del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC por sus siglas en inglés) para negociar con la oposición.

El miércoles, el primer ministro de Qatar, el jeque Hamad bin Jassim al-Thani, dijo que el GCC alcanzaría un acuerdo para la partida de Saleh.

“Nosotros no obtenemos nuestra legitimidad de Qatar ni de nadie más (...) Rechazamos esta intervención beligerante”, afirmó Saleh a una multitud de decenas de miles de seguidores en la capital yemení, Saná.

La frustración con el punto muerto podría llevar a miles de yemeníes que se han tomado las calles a actos de violencia. Unas 21 personas murieron esta semana en enfrentamientos en Taiz, al sur de la capital, en el puerto sureño de Hudaida.

“No creo que el GCC u Occidente quieran que Yemen vaya por el mismo camino que Libia, porque es exactamente a dónde va”, dijo Theodore Karasik, analista del grupo INEGMA, con sede en Dubái.

“Mientras más se aferra Saleh al poder, mayor es la presión externa, así que esto de verdad ilustra cuánta influencia tienen las potencias externas sobre Yemen”, explicó.

Nuevos choques surgieron el viernes en Taiz, cuando cientos de manifestantes se enfrentaron a la policía, que disparó balas y lanzó gases lacrimógenos. Dos personas murieron a tiros y 25 fueron heridas en los tiroteos, según fuentes de un hospital.

Unas 200 personas resultaron afectadas por inhalación de gas.

Los manifestantes estaban llevando a enterrar los cuerpos de cinco personas muertas previamente en la semana cuando se toparon con la fuerzas de seguridad.

En la ciudad portuaria de Adén, alguna vez la capital del sur independiente, miles de manifestantes anti Gobierno se reunieron pacíficamente y en Hudaida, unas 15.000 personas marcharon para conmemorar a las víctimas fatales de las protestas y exigir la salida de Saleh.

“Estamos cansados de esta pobreza y opresión en Hudaida y en todo Yemen (...) Ya basta”, dijo el manifestante Abdullah Fakira.

Un 40 por ciento de los 23 millones de habitantes de Yemen vive con menos de 2 dólares al día y un tercio sufre de hambruna crónica. Según activistas, la pobreza y la exasperación ante la flagrante corrupción originaron las protestas a favor de la democracia iniciadas hace dos meses.

Reportes de Khaled al-Mahdi y Mohammed Mukhashaf; escrito por Erika Solomon; Editado en español por Marion Giraldo

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below