August 7, 2012 / 4:53 PM / 6 years ago

RESUMEN-Irán apoya a Assad, fuerzas Siria rodean rebeldes Aleppo

Por Hadeel Al Shalchi

Saeed Jalili, jefe del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, durante una conferencia de prensa en Damasco, ago 7 2012. El presidente sirio, Bashar al-Assad, obtuvo el martes un compromiso de respaldo de parte de su aliado regional Irán, en momentos en que sus fuerzas intentan sofocar la insurgencia rebelde en la importante ciudad norteña de Aleppo. REUTERS/Khaled al-Hariri

ALEPPO, Siria (Reuters) - El presidente sirio, Bashar al-Assad, obtuvo el martes un compromiso de respaldo de parte de su aliado regional Irán, en momentos en que sus fuerzas intentan sofocar la insurgencia rebelde en la importante ciudad norteña de Aleppo.

En la búsqueda por restablecer su autoridad tras padecer los reveses más serios en los 17 meses de rebelión, y tras la deserción de su primer ministro el lunes, Assad apareció en televisión en una reunión con un alto funcionario iraní.

Fue la primera aparición televisiva del líder de 46 años en dos semanas, y llegó un día después de que el nuevo primer ministro sirio fuera televisado presidiendo una reunión de gabinete convocada apresuradamente, posiblemente para desestimar los reportes de que otros ministros habían desertado junto con el premier Riyad Hijab.

Saeed Jalili, jefe del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, dijo que no permitiría que su estrecha sociedad con el Gobierno sirio se vea perjudicada por la insurgencia o por enemigos externos.

“Irán no permitirá que el eje de la resistencia, del que considera que Siria es parte esencial, sea roto de ninguna manera”, manifestó Jalili a Assad, según demostró la televisión estatal siria.

El “eje de la resistencia” se refiere a la alianza anti-israelí de Irán con Siria y el grupo chiíta libanés Hezbollah, que combatió con Israel en una guerra de un mes de duración en el 2006 apoyado por iraníes y sirios. La alianza también incluye a algunos grupos militantes palestinos.

Damasco y Teherán responsabilizaron a los países suníes del Golfo Pérsico y a Turquía, todos aliados de Estados Unidos y las potencias europeas, del baño de sangre en Siria mediante el apoyo a los rebeldes fundamentalmente suníes.

Las potencias occidentales que simpatizan con los rebeldes están preocupadas de que los musulmanes suníes opositores a Occidente puedan beneficiarse de una victoria de las fuerzas contrarias a Assad.

La agencia de noticias iraní Fars informó que Jalili le dijo a Assad que Irán estaba preparado para brindar asistencia humanitaria a Siria.

En una visita a Turquía, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, expresó que quería trabajar con Ankara para resolver la crisis.

Irán también manifestó preocupación por la suerte de más de 40 iraníes que señala como peregrinos religiosos que fueron secuestrados por los rebeldes en un autobús de Damasco durante una visita a santuarios chiíes.

Los rebeldes dicen que sospechan que los capturados son soldados enviados para ayudar a Assad. Un portavoz de los insurgentes en la zona de Damasco dijo el lunes que tres de los iraníes habían muerto por un bombardeo del Gobierno sirio.

Inicialmente el portavoz dijo que el resto de los rehenes sería ejecutado si no terminaba el bombardeo, pero luego informó que se los estaba interrogando.

REBELDES SIN MUNICIONES

En Aleppo, los rebeldes sirios que tratan de combatir una ofensiva del Ejército dijeron el martes que se estaban quedando sin municiones, mientras las fuerzas del presidente Bashar al-Assad rodeaban su bastión en una entrada de la mayor ciudad del país.

Assad ha reforzado sus tropas para recapturar distritos de Aleppo en manos de los rebeldes después de expulsar a los combatientes de la mayor parte de Damasco.

“El Ejército sirio está tratando de rodearnos desde dos partes de Salaheddine”, dijo Sheikh Tawfiq, uno de los comandantes rebeldes, refiriéndose al vecindario del sudoeste de Aleppo que ha sufrido fuertes enfrentamientos la semana pasada.

Fuego de morteros y proyectiles explotaron en el distrito el martes temprano, forzando a los combatientes rebeldes a refugiarse en edificios en ruinas y callejones llenos de escombros.

Los tanques han ingresado a partes de Salaheddine y francotiradores del Ejército, cubriéndose en los fuertes bombardeos, se desplegaron en los techos, dificultando los movimientos de los rebeldes.

Otro comandante rebelde, Abu Ali, dijo que francotiradores en la principal rotonda de Salaheddine estaban evitando que los rebeldes ingresaran refuerzos y suministros. Agregó que cinco de sus combatientes murieron el lunes y 20 resultaron heridos.

Pero los rebeldes dijeron que aún tenían el control de las principales calles de Salaheddine, que han sido el frente de combate de sus enfrentamientos con las fuerzas de Assad.

Un jet de combate atacó objetivos en los distritos orientales de Aleppo y se podían escuchar disparos de proyectiles a primera hora de la mañana, dijo un activista.

“Se cree que dos familias, unas 14 personas en total, murieron cuando un proyectil impactó su casa y colapsó esta mañana”, dijo el activista. La vivienda estaba a una casa de distancia de un colegio usado por los rebeldes, agregó.

DESERCION DE PRIMER MINISTRO

La deserción de Hijab, quien pertenece a la mayoría suní del país, como gran parte de la oposición, y que denunció un “régimen terrorista” en Damasco tras cruzar la frontera, fue otra señal del aislamiento del Gobierno de Assad alrededor de un círculo íntimo de miembros poderosos de su minoría alauita.

Figuras de la oposición, optimistas pese a reveses en las últimas semanas de combates en Damasco y Aleppo, hablaron de una operación largamente planeada para acompañar a Hijab y su familia a través de la frontera hacia Jordania.

Un portavoz del presidente estadounidense Barack Obama elogió la deserción de Hijab como un signo de que el Gobierno de 40 años de la familia Assad estaba “derrumbándose desde adentro” y dijo que el mandatario debería renunciar.

Sin embargo, líderes occidentales repitieron sus predicciones de que un colapso inminente de Assad es prematuro por el momento.

Las fuerzas de seguridad tienen una fuerza de combate muy superior frente a los poco armados rebeldes.

Editado en español por Lucila Sigal

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below