October 24, 2012 / 1:44 PM / 7 years ago

Un grupo católico rebelde expulsa al obispo que negó el Holocausto

Por Tom Heneghan

PARÍS (Reuters) - Un grupo católico tradicionalista rebelde expulsó al obispo británico Richard Williamson, que avergonzó profundamente al Vaticano al negar el Holocausto poco antes de ser readmitido en la Iglesia hace tres años.

La Sociedad de San Pío X (SSPX), cuyos cuatro obispos fueron excomulgados desde 1988 al 2009, dijo el miércoles que tomó la decisión porque Williamson había desobedecido a sus superiores.

Williamson, de 72 años, que se opone a los recientes esfuerzos de la SSPX para conseguir una reintegración total en la Iglesia, causó un escándalo internacional con sus puntos de vista ultraradicales sólo días antes de que el Vaticano levantara el veto contra él y otros tres obispos.

Su presencia en la jerarquía de SSPX parecía ser un obstáculo para cualquier acuerdo con el Vaticano. Pero las negociaciones se han roto, así que su marcha podría no tener efecto en las relaciones del grupo con Roma.

El comunicado dijo que Williamson fue excluido por “haberse distanciado de la dirección y el gobierno de la SSPX durante varios años y negarse a mostrar el respeto y obediencia debidos a sus superiores legítimos”.

El Vaticano declinó hacer comentarios sobre el comunicado de la SSPX, que apuntó que Williamson fue excluido por el grupo el 4 de octubre.

La SSPX se opone a las reformas de modernización decididas por el Concilio Vaticano Segundo entre 1962 y 1965. En su intento por poner fin a su cisma, el papa Benedicto XVI ha promovido las misas en latín que pregona esta sociedad y levantado la prohibición de excomuniones sobre sus obispos.

Pero las conversaciones destinadas a crear un estatus especial para el grupo dentro de la Iglesia se han roto porque se ha negado a aceptar el Concilio como legítimo, especialmente su reconocimiento de otras denominaciones cristianas y del judaísmo como creencias válidas.

La negación de Williamson de las cámaras de gas del Holocausto en una entrevista en televisión en enero del 2009, poco antes de que se levantaran las prohibiciones de excomulgación, provocó una oleada de críticas de católicos y judíos.

Incluso la canciller alemana, Angela Merkel, pidió al Vaticano que se distanciara de él. El Vaticano ordenó a Williamson que se retractara, pero él sólo se disculpó por los malentendidos que había causado.

Un tribunal alemán multó después a Williamson por negar públicamente que el Holocausto ocurriera, lo que es un delito en Alemania.

El asunto de Williamson también fue embarazoso porque mostró lo aislado que estaba el Vaticano en la era de Internet.

En una carta sin precedentes a los obispos católicos, el Papa admitió que no conocía los puntos de vista ultraderechistas de Williamson, a pesar del hecho de que el obispo los había publicado en Internet. El Vaticano usaría Internet más en el futuro, dijo.

Desde el escándalo, Williamson había usado Internet para publicar comentarios críticos sobre los esfuerzos de la SSPX para llegar a un acuerdo con el Vaticano.

Información de Tom Heneghan y Naomi O'Leary; Traducido por Raquel Castillo, Editado por Juan Lagorio

Nuestros Estándares:Los principios Thomson Reuters
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below